Dracma lanza el primer fondo cerrado inmobiliario de Córdoba - Elyon Desarrollistas

Dracma lanza el primer fondo cerrado inmobiliario de Córdoba

La CNV acaba de dar el visto bueno. La primera emisión, de 500 millones de pesos, será para financiar un edificio de Elyon y saldría a fin de mes. El minorista podrá poner desde 100 mil pesos como si fuera una inversión “en pozo”.

Dracma anunció el primer fondo común de inversión cerrado (FCICI) de Córdoba. La primera emisión será de 500 millones de pesos, arrancará a finales de este mes y financiará un desarrollo de Grupo Elyon.

El anuncio lo hizo luego de que ayer jueves la Comisión Nacional de Valores (CNV) autorizara el funcionamiento de Dracma FCICI.

Según informa Dracma, este producto presentado inicialmente en diciembre, se trata del “primero de su tipo en Córdoba y el interior del país”.

Los FCICI son un instrumento de inversión relativamente nuevo. El primero en el país, el Pellegrini I, emitido por una empresa del Banco Nación, se aprobó a mediados de este año.

El objetivo es que los inversores minoristas puedan colocar su ahorro en una cartera diversificada de proyectos inmobiliarios, administrada por profesionales especializados.

La ventaja para el ahorrista es que logra un beneficio similar a invertir “en pozo” pero con un monto muy bajo de dinero comparado con la tradicional inversión inmobiliaria. En este caso, parte de los 100 mil pesos y no necesariamente debe estar atado a una sola desarrollista.

A diferencia de un FCI común, el FCICI tiene un plazo máximo de cinco años. Durante los primeros meses se incorporan proyectos y se captan las inversiones y en el segundo tramo se van obteniendo rendimientos.

Este FCICI, que tiene como sociedad gerente a Dracma y como depositaria a Banco Comafi, está nominado en pesos y el monto máximo autorizado equivale a 60 millones de dólares, unos 6.000 millones de pesos al dólar oficial.

El FCICI apunta dos tipos de inversores. El primero, cuotapartes A, está destinado a inversores institucionales, con un desembolso mínimo de 10 millones de pesos; en tanto, las cuotapartes B, destinadas al público general, cotizarán en el mercado (en Bolsas y Mercados Argentinos, Byma) y se pueden comprar y vender en cualquier momento.

“Esto permite combinar, en un mismo fondo, los grandes bolsillos con el inversor individual”, asegura John Walker, vicepresidente de Dracma.

PRIMER PROYECTO

La primera emisión del fondo será por 500 millones de pesos y está destinada a financiar el edificio Aurus en Nueva Córdoba que desarrolla el Grupo Elyon. Es una obra que ya comenzó y se prevé finalizar entre 24 y 36 meses.

“Son 10 mil metros cuadrados de departamentos de uno y dos dormitorios y cocheras sobre la avenida Vélez Sarsfield”, explica Walker y agrega que la intención es comenzar en breve con el período de difusión y abrir la colocación de las cuotapartes a fin de septiembre.

“Ya tenemos tres inversores institucionales ‘ancla’ que representan alrededor de un 60 por ciento de la primera emisión. El resto del capital lo vamos a salir a buscar en estas semanas pero creemos que va a ir bien porque hay muchos inversores en Argentina que tienen pesos y ven en el ladrillo una muy buena oportunidad”, señala.

El fondo está conversando para incorporar otros dos proyectos: un housing de 8.000 metros cuadrados en zona norte y otro de loteos. “Son desarrollistas distintos, pero que nosotros conocemos. Lo hicimos así porque queremos diversificar las inversiones”, puntualiza.

Para cada proyecto se realizará una emisión distinta, pero quien compra cuotapartes está invirtiendo en todas las iniciativas que se irán incorporando.

En este primer caso, el fondo va a financiar la construcción del edificio y las unidades se venderán luego al usuario final. De esa manera, quien invierta hoy tendrá un negocio similar a entrar “en pozo” pero con montos mucho más bajos.

“Las personas pueden vender las cuotapartes en cualquier momento, pero estimamos que después de 24 meses (cuando se vendan los departamentos) van a obtener la mejor rentabilidad de la inversión. Nuestro objetivo es ganar varios puntos arriba de la inflación”, agrega Walker.