Dracma colocó casi $300 millones en primera licitación de su fondo cerrado inmobiliario - Elyon Desarrollistas

Dracma colocó casi $300 millones en primera licitación de su fondo cerrado inmobiliario

Dracma colocó $287.841.487 entre 150 cuotapartistas en la primera licitación de su Fondo Cerrado Inmobiliario.

 

En esta oportunidad, los fondos serán destinados al desarrollo del proyecto Aurus, un edificio situado en la avenida Vélez Sarsfield a la altura de barrio Nueva Córdoba.

Es un hito para el mercado de capitales argentino que surjan estos nuevos vehículos de inversión, abriendo a los ahorristas la posibilidad de formar parte de proyectos de economía real, acceder a proyectos inmobiliarios de gran escala bajo la órbita de la oferta pública y la regulación de la CNV. Son proyectos que generan empleo y que, con una mirada de largo plazo, nos permiten pensar en un país diferente”, expresó John Walker, director de Dracma.

“En este vehículo pueden ingresar inversores institucionales que no están habituados a invertir en proyectos inmobiliarios por el desconocimiento y la desconfianza que les genera, por un lado, y por el hecho de que este tipo de proyectos generalmente no son core business de su estrategia de negocios”, explicó la compañía.

“De esta forma, estos actores logran beneficiarse de invertir en un activo menos volátil, asociado a la economía real y que permite diversificar su cartera de inversión de una forma eficiente mediante un instrumento que está ‘descorrelacionado’ de los activos financieros de mercado”, se destacó.

Vale subrayar que, sin perjuicio de lo anterior, en este mismo vehículo también pueden ingresar en igualdad de condiciones aquellos inversores minoristas que habitualmente están acostumbrados a ahorrar e invertir en ladrillo pero que ahora pueden hacerlo de una forma más segura y competitiva, ya “que esta herramienta les permite capturar las mejores ventajas de la estrategia”.

“Nos deja muy contentos lo alcanzado en el día de ayer. Es algo inédito en el contexto actual que atraviesa el país, pero estamos convencidos de que éste es el punto de partida; es el primer paso de algo mucho más grande. Estamos muy agradecidos con todos los que nos apoyaron: inversores, clientes, reguladores, los desarrollistas Grupo Elyon y Meade-Pucheta, custodia, calificadora y asesores legales y financieros, entre otros”, destacaron en la firma.

Tenemos el desafío y la responsabilidad de hacer crecer esta herramienta, permitiendo conectar dos mundos que hasta hoy no se hablaban: por un lado los proyectos inmobiliarios basados en un sistema de financiamiento poco robusto y, por otro, el mercado de capitales con excedentes financieros que cuesta canalizarlos a proyectos de economía real y de alto impacto como éste. Nuestro objetivo es transformar la forma de invertir y financiar proyectos inmobiliarios en Argentina”, concluyeron sus impulsores.